Por lo general, las opiniones vertidas con respecto a  la libre circulación no son más que taboos con respecto a la libre circulación de los archivos en la Web (llámese películas, obras musicales, libros, imágenes, etc.). Son las mismas empresas las que difunden campañas en las cuales estas actitudes no solamente se ven penalizadas jurídicamente, de igual manera llegan a ser penadas social y moral mente, pero la pregunta que habremos de hacernos no es el si esta bien la libre circulación de las obras, si no el por que son las grandes compañías las que toman estas actitudes en contra de la libre circulación.
En primer instancia habría que hacer un ejemplo con un producto al azar en este caso será la película denominada X.
Supongamos que X se estrena en junio, esta película no se convierte en un Blockbuster, pero aun así tiene una asistencia por parte del público aceptable. Para diciembre la película X saldrá a la venta en DVD, ante lo cual la firma encargada de la película se dispone a buscar en el mercado alguien que realice su película y le permita su distribución al público en el formato previamente mencionado. Por lo general las firmas tienen sus propias empresas encargadas del proceso productivo con respecto a la realización del DVD, y de la distribución de este, con lo que ellos establecen el precio de su producto dependiendo de la audiencia que tuvo la película cuando estuvo en cartelera. Pero que pasaría si la distribución de esta película fuese gratuita, donde la película solamente estableciera que hay un pago al autor en el caso que se busque obtener un lucro de la reproducción del material.
Si la película fue lo suficientemente taquillera seguramente todos los productores de DVDs querrán producir el material, ante lo cual, no se verán incapacitados de esta producción por una frigidez legal, con lo que se generaran muchos oferentes, y a su vez muchos compradores, en la teoría económica esto se llama un mercado de competencia perfecta, pues los vendedores no pondrán un precio muy alto por que el comprador podrá ir con otro oferente a buscar el mismo material a un menor costo.
Ante lo cual la competencia de las empresas no será ver quien gana el derecho de copia de una obra ofreciendo la mayor cantidad monetaria, la competencia se dará en el ámbito de la calidad del producto a ofrecer (con lo que no me refiero al material intelectual como tal), pues lo que nos venderán serán mejores diseños del producto a vender, características especiales de cada empresa, ante lo cual se me vienen a la cabeza ideas como, el uso de papeles brillantes, que incluyan la firma de los actores en el Disco, que contengan un álbum de las mejores fotografías de la película etc. Con lo cual serán los consumidores los que se verán beneficiados.
A diferencia de lo que pasa en el mundo real, en el cual si la obra es un Blockbuster su precio es excesivamente elevado, pero si esta no resulta ser así, su precio parece absurdo a lado de las grandes películas taquilleras por lo baratas que son.
Tal es el caso que pasa con Harry Potter (cualquiera de las películas de la serie, en este caso no referimos a la ultima que me parece es la VI entrega) y La Naranja Mecánica, para un amplio conocedor del cine, podremos reconocer la abismal diferencia de una película contra la otra, comenzando por el director, los actores, el soundtrack, el guión y demás detalles que hacen La Naranja mecánica una mejor Obra.
Se me hace un insulto el encontrar en la mayoría de las tiendas una obra como la naranja mecánica en alrededor de $5 o $6 USD mientras que Harry Potter oscila entre los $20 o $25 USD.
Al ver este ejemplo uno podrá darse cuenta que los costos de producción son mucho más bajos que el precio que regularmente se ofrece con respecto a las películas.
Por lo que habrá que juzgarse si la libre distribución es dañina para el autor de la obra, o para las grandes empresas que de manera oligopólica fijan precios e imputan los precios al consumidor aún cuando podrían reducir sus costos. Pues habrá que entender que la libre circulación no solo se tiene que ver por parte del usuario, si no por parte de los entes productivos, que lo único que generan es un mercado de competencia perfecta, pues todo mundo puede producirlo, ante lo cual como ya mencione se produce un bien social.
En conclusión me parece imprescindible el cambiar la frigidez legal que existe con respecto al copyright y quitarnos esos Taboos con respecto al Copyright, pues el Copyright no es mas que una figura legal hecha para defender a la empresa encargada de la producción de la obra, pero de ninguna manera vela por los intereses del Derecho de Autor que cabe señalar habrá que hacer una distinción entre ambos.